PELÓN

Las nectarinas, también conocidas como pelones o pavías, no tienen nada que ver con las ciruelas. Muchos piensan que los pelones son frutas obtenidas cruzando las ciruelas con los duraznos. En realidad los pelones (Prunus persica var nectarina) son una variedad de duraznos.

A diferencia de los duraznos, los pelones se caracterizan por poseer una piel lisa. Esta condición se puede producir espontáneamente mediante una mutación en los árboles normales de un gen que determina la no existencia de esta especie de algodón que cubre la piel de los duraznos “normales” (Prunus persica).

Los primeros pelones se cultivaron en China donde alcanzaron una gran importancia hasta el punto que se las consideraba como el “néctar de los dioses”.

Así como los duraznos tienen una amplia bibliografía, (Sobre ellos hablan los textos escritos por los griegos y por los romanos. Estos últimos la conocían con el nombre de duracina), las referencias históricas del pelón en Europa son muy recientes.

Prácticamente no existe ningún texto escrito que los mencione hasta el siglo XVII en Inglaterra y en América, donde lo llevaron los colonizadores europeos, aparece registrado en Estados Unidos por primera vez en el siglo XVIII. La realidad es que, mientras para la civilización china y romana, fue un fruto muy importante, para la civilización actual perdió mucha importancia hasta que, recientemente, ha vuelvo a alcanzar importancia su cultivo, impulsado por las variedades cultivadas en California.

No existen diferencias en cuanto a la morfología de los árboles que producen pelones de los que producen duraznos. La única diferencia que los distingue son sus frutos que, en el caso de los pelones, son completamente lisos, tienen la piel de color rojizo y una carne más blanda y dulce.

Incluso, mediante el cruzamiento de especies de duraznos, se pueden obtener árboles que producirán pelones porque contienen el gen que produce la piel lisa. Incluso, sobre un árbol que produce habitualmente duraznos, se pueden producir ramas con variaciones genéticas que proporcionarán pelones.

Los árboles de pelones se utilizan muchas veces como plantones para injertar variedades de durazno. Igualmente muchas variedades de pelones se obtienen a partir de injertos sobre duraznos. Entre ellas las más reconocidas son: La Silver king, la Pacific Star, Magestic giant, Venus, August red o Harvest Sun.

Algunas variedades de pelones no se utilizan por sus frutos sino por su valor ornamental, como la variedad Amstrong, un pequeño arbolito de flores rosadas que, a veces se ha utilizado como una de las especies de bonsáis.

Los pelones tienen prácticamente las mismas propiedades alimentarias que los duraznos si bien, son mucho más ricos en vitamina A.

El pelón es una fruta sabrosa y fresca que, gracias a sus propiedades depurativas y adelgazantes ayuda a perder peso.

Se trata de una fruta con un alto contenido en agua, por lo que resulta muy refrescante para combatir las altas temperaturas de los meses de primavera y verano, y a la vez ayuda a los riñones a filtrar y eliminar líquidos.

Es una de las frutas con menor contenido calórico, por lo que es idóneo para las personas que siguen una dieta de adelgazamiento o quieren mantener su peso.

En la composición de los pelones, también destaca la vitamina A que resulta esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. También aportan otras vitaminas como la vitamina C y la B3.

Así como también contiene diversos minerales como son el potasio, el encargado de regular el metabolismo corporal; el magnesio y el fósforo.

Los pelones, por su cantidad de fibra, contribuyen a regular el tránsito intestinal, y además también contiene pectina, por lo que tiene propiedades laxantes.

Se ha comprobado que esta fruta estimula el apetito y ayuda a los riñones a filtrar y eliminar líquidos. Además, por su contenido en magnesio, mineral que equilibra el sistema nervioso central y tiene una ligera acción sedante, puede explicarse que se recomiende en situaciones de estrés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s