ZAPALLITO

Los zapallitos verdes o calabacines y los zucchinis son los frutos de una variedad de calabacera perteneciente a la especie Cucurbita pepo ssp. pepo, a la que pertenecen otras calabazas de verano.

El zapallito se viene cultivando desde la antigüedad en multitud de regiones de todo el mundo. Aunque sobre su procedencia los historiadores no parecen ponerse de acuerdo, se estima que se comenzó a cultivar en Asia, en la India, para ser más concretos. Otros sitúan su origen en América del Sur; de hecho, parece que existen pruebas de que algunas subespecies se cultivaban en México hacia el año 5.000 A. C.

No es de extrañar que se trate de una planta con tan larga tradición histórica si se tiene en cuenta que es una de las verduras con más virtudes nutritivas, algo que ya era apreciado por nuestros antepasados.

Una de las características alimenticias que lo convierten en un alimento tan recomendable es su alto contenido en vitamina C. Hasta tal punto es así que puede decirse que una porción de 100 gramos de zapallitos ligeramente hervidos suministra una cuarta parte del requerimiento diario de esta fundamental fuente de vida.

Del mismo modo, son ricos en ácido fólico, tan necesario para la división celular, la formación de ADN, ARN y proteínas en el organismo. Puede decirse que 100 gramos de esta verdura proporcionan aproximadamente 100 mcg de esta vitamina de la que se recomienda se ingieran 400 cada día.

Tampoco se pueden olvidar los necesarios betacarotenos, que el organismo transforma en vitamina A y que también son suministrados por los zapallitos. A todas estas propiedades nutritivas hay que añadir su alto contenido en fibra que lo convierte en un producto muy adecuado para los que padezcan del incómodo estreñimiento.

Es muy bajo en sodio, grasa y calorías, pero destaca por sus propiedades emolientes (suavizantes) sobre el aparato digestivo, debido a su contenido en mucílago.

También contiene vitaminas del grupo B como B1, B2 y B6, pero en menores cantidades. Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis del material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.

La vitamina C tiene una acción antioxidante, interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos, además de favorecer la absorción del hierro de los alimentos y aumentar la resistencia frente a las infecciones.

En cuanto a su contenido en minerales, el zapallito es una buena fuente de potasio, además de presentar pequeñas cantidades de magnesio, fósforo y hierro.

El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal. Además, actúa en el equilibrio acuoso dentro y fuera de la célula. El magnesio juega un papel importante en la formación de huesos y dientes, se relaciona con el funcionamiento del intestino, nervios y músculos, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

El zapallito también es destacable por su contenido en fibra que regula el tránsito intestinal, y además tiene un aporte calórico mínimo que nos permite controlar nuestra dieta.

Propiedades del zapallito

Las propiedades diuréticas y drenantes del zapallito estimulan la eliminación de líquidos desde el organismo, debido  a esto también es muy aconsejable su aplicación para tratar infecciones urinarias, cistitis y nefritis.

De la misma forma ayuda a prevenir la aparición de cálculos renales. Las infusiones de hojas de zapallito también son diuréticas.

Como vermífugo, el zapallito está muy recomendado para aquellas personas que tengan lombrices en el intestino.

Por las propiedades antiespasmódicas, el zapallito está muy recomendado para tratar espasmos estomacales y situaciones de diarrea.

El zapallito es antipirético, por lo cual es muy útil para reducir la temperatura corporal, para aprovechar esta propiedad es necesario consumir infusiones de hojas de esta planta.

El consumo del fruto de esta planta favorece la digestión, debido a su aporte de fibras. Por lo anterior, se recomienda su consumo a las personas que tengan problemas como estreñimiento o digestión lenta.

Esta planta también puede ser utilizada de manera externa, la aplicación en la piel de un molido del fruto del zapallito sirve para la limpiar las asperezas, los granitos y las manchas. Esta misma aplicación también es muy útil para tratar quemaduras.

Las flores del zapallito y de la calabaza común son de las que más habitualmente se emplean en casi todas las cocinas del mundo. La forma más común de comerlas es salteada, rebozada y rellenas, pero también se pueden emplear para realzar el sabor de sopas y ensaladas. Originaria de América, la planta de la que procede es de la familia de las cucurbitáceas. Los indios aztecas la llamaban ayotl.

En algunos países se aprovechan los frutos tiernos y los maduros, pero también las semillas y, por supuesto, las flores, que son de un color que varía entre el amarillo y el naranja. En la misma planta, crecen las masculinas y las femeninas y ambas resultan muy saludables, ya que cada 100 gramos de flor aporta 47 gramos de calcio, 86 miligramos de fósforo y 67 microgramos de retinol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s