ALIMENTOS Y VEGETALES

Los alimentos son sustancias que, introducidas en el organismo, son utilizadas por éste para su crecimiento, para el buen funcionamiento de los órganos vitales y para obtener la energía necesaria para las distintas actividades.

El ser humano vivió durante miles de años en base a semillas, frutas y verduras, de aquí radica su importancia. Muchas personas basan por completo su alimentación en ellas y muestran un estado de salud y vitalidad admirable; además, estos alimentos representan la base de regímenes terapéuticos exitosos.

Sólo los organismos autótrofos, como las plantas verdes, son capaces de sintetizar materia orgánica (hojas, tallos, raíces, frutos) a partir de compuestos minerales, o sea inorgánicos, tales como el dióxido de carbono del aire, agua y minerales del suelo. Los animales, incluido el hombre, son organismos heterótrofos, es decir que sólo pueden vivir a base de alimentos orgánicos ya formados, sean de origen vegetal (herbívoros), animal (carnívoros) o mixto (omnívoros).

Los hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas y sales minerales son nutrientes, sustancias indispensables para la vida que nuestro organismo aprovecha de los alimentos. Nuestro organismo precisa 40 nutrientes diferentes para mantenerse sano, y obtiene cada uno de ellos de distintos alimentos, ya que no están distribuidos de manera homogénea en ellos. En cada alimento predomina uno u otro, de ahí la importancia de seguir una dieta variada.

La imagen puede contener: comida

HORTALIZAS

El término hortalizas se refiere a todas las plantas herbáceas que se cultivan y que son adecuadas para el consumo, bien crudas o cocinadas, incluye a las verduras y a las legumbres y excluyen a las frutas y a los cereales.

El término verduras hace referencia exclusiva a los órganos verdes, es decir, hojas y tallos tiernos o las inflorescencias (flores).

Las hortalizas se pueden clasificar en función de la parte de la planta a la que pertenecen en:

 Frutos: aceituna, berenjena, calabaza, choclo, morrón, pepino, tomate, palta, zapallitos.

 Bulbos: ajo, cebolla, puerro, echalote, etc.

 Coles: repollo, brócoli, repollito de Bruselas y coliflor.

 Hojas y tallos tiernos: acelga, achicoria, berro, cardo, endivias, escarola, espinacas, lechuga, diente de león y rúcula.

 Inflorescencia: alcaucil.

 Legumbres (semillas): arvejas, chauchas, garbanzos, habas, lentejas, porotos, soja.

 Raíces: nabo, rabanitos, remolacha de mesa y zanahoria.

 Semillas: alfalfa, almendra, castaña, coco, chía, girasol, lino, maní, sésamo y zapallo.

Tallos jóvenes: apio, espárrago, hinojo.

 Tubérculos: batata, mandioca, papa y topinambur.

FRUTAS

La fruta es el conjunto de frutos comestibles que se obtienen de plantas cultivadas o silvestres, pero a diferencia de los otros alimentos vegetales (hortalizas y cereales) las frutas poseen un sabor y aroma intensos y presentan propiedades nutritivas diferentes. Son fuente de agua, hidratos de carbono, vitaminas y fibra. También contienen proteínas y grasas, pero su presencia es muy baja; aproximadamente un 0,5 por ciento.

La fruta es muy pobre en calorías pues su contenido en agua varía entre el 75 y el 90 por ciento. Los hidratos de carbono están en estos alimentos en forma de fructosa y glucosa.

Clasificación de las frutas:

Según como sea la semilla que contenga el fruto, las frutas se clasifican en:

  1. Frutas de hueso o carozo: son aquellas que tienen una semilla grande y de cáscara dura como el durazno, damasco, cereza, ciruela.
    2. Frutas de pepita: son las frutas que tienen varias semillas pequeñas y de cáscara menos dura como la pera, la manzana y el membrillo.
    3. Fruta de grano: son aquellas frutas que tienen infinidad de minúsculas semillas como el higo, melón, sandía, kiwi, frutilla, frambuesa, uvas.

Otros grupos de fruta comprenden:
1. Fruta cítrica como la naranja, mandarina, limón, pomelo.
2. Fruta tropical como la banana, coco, kiwi, mango, papaya y ananá.
3. Fruta del bosque como las frambuesas, zarzamoras, frutillas, arándanos.
4. Fruto seco como las almendras, pistachos, dátiles, piñones, nueces y castañas.

CEREALES

Los cereales se vienen cultivando desde hace siglos en todos los rincones del planeta y siempre han sido la base de la alimentación de los diferentes pueblos y culturas del mundo.

Los cereales son las semillas de las plantas gramíneas, sin embargo también se incluye a veces a plantas con semillas semejantes a granos que son de otras familias, como la quinoa, la chía, el amaranto, o el girasol. Algunos autores llaman a estas últimas especies falsos cereales o pseudocereales.

Las principales especies son: arroz, maíz, trigo, avena, sorgo, centeno, cebada, mijo.

Hoy en día, podemos decir que los cereales son el alimento que permite que muchas poblaciones puedan sobrevivir frente a la hambruna crónica a la que están sometidos algunos países.

Los cereales contienen almidón, que es el componente principal de los alimentos humanos. El germen de la semilla contiene lípidos en proporción variable que permite la extracción de aceite vegetal de ciertos cereales. La semilla está envuelta por una cáscara formada sobre todo por la celulosa, componente fundamental de la fibra dietética. Algunos cereales contienen una proteína, el gluten, indispensable para que se forme el pan. Las proteínas de los cereales son escasas en aminoácidos esenciales como la lisina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s