VITAMINA B1

La vitamina B1, conocida también como Tiamina, esta vitamina participa en el metabolismo de los hidratos de carbono para la generación de energía, cumple un rol indispensable en el funcionamiento del sistema nervioso, además de contribuir con el crecimiento y el mantenimiento de la piel y luchar contra enfermedades degenerativas, tales como el cáncer de útero. Es la vitamina que cura la polineuritis y el beriberi y se utiliza como complemento de algunos tratamientos antidepresivos. Es también el componente principal del programa multivitamínico para tratar la esclerosis múltiple y la miastenia gravis.

Uno de los grandes problemas de la tiamina es que su contenido se va reduciendo y alterando con el almacenamiento por períodos prolongados, lavado, hervor y cocción en microondas. La deshidratación la afecta mínimamente excepto en frutas, y su contenido en vegetales generalmente no se ve gravemente afectado por la congelación.

Alimentos ricos en vitamina B1:

Pescados: Caballa. Salmón. Anguila. Atún.

 

Aves: Pato. Pollo (hígado, corazón, pechuga).

Carnes: Vaca (carne magra, hígado, riñones). Cerdo (hígado, riñones, corazón, lengua, pierna, paleta, lomo). Cordero (sesos, corazón, hígado, pecho, pierna, carne magra). Ternera (hígado, riñones, corazón, pecho, solomillo, pie, pierna, lengua, escalope). Jamón curado y cocido. Jamón curado y ahumado.

Cereales y derivados: Germen de trigo. Centeno en grano y en copos. Maíz en grano. Arroz con cáscara. Cebada en grano, descascarillado. Arroz sancochado. Trigo en grano. Avena en grano y sémola. Avena en copos, grano e instantáneo. Trigo sarraceno, harina integral.

Pan: Pan de centeno moreno. Pan de centeno integral. Pan de trigo integral.

Hortalizas: alcauciles, brotes de bambú, espárragos, guisantes,  maíz dulce, papas, champiñones, lechuga romana, espinaca, semillas de girasol, tomates, coles de Bruselas y berenjenas.

Legumbres: Garbanzos. Habas. Soja. Porotos blancos. Lentejas.

Huevos.

La tiamina interviene en varios procesos de nuestro metabolismo:

  • Es coadyuvante en el tratamiento del herpes Zóster.
  • Mejora la capacidad mental y el aprendizaje.
  • Participa en el metabolismo de los carbohidratos.
  • Resulta eficaz contra los mareos.
  • Algunas investigaciones relacionan la carencia de esta vitamina con el cáncer de útero.
  • Coadyuvante en el tratamiento del alcoholismo.
  • Coadyuvante en el tratamiento de la depresión.
  • Coadyuvante en el tratamiento del beri-beri y la polineuritis.
  • Coadyuvante en el tratamiento de la esclerosis múltiple y la miastenia gravis
  • En la transformación de los alimentos en energía, puesto que las enzimas que intervienen en este proceso metabólico necesitan de Vitamina B.
  • La absorción de glucosa por parte del sistema nervioso: Es un proceso donde interviene la tiamina, y como consecuencia de su deficiencia, se pueden presentar síntomas como la falta de coordinación y hormigueo en extremidades. Todo ello causado por la degradación de las fibras nerviosas. Cuando se nombra al sistema nervioso se incluye al cerebro, ya que esta vitamina es esencial para que el mismo pueda absorber la glucosa de manera adecuada. Si así no sucede, pueden aparecer problemas depresivos, cansancio, poca habilidad mental, etc.
  • El buen estado de la vista, para funcionar óptimamente, y así no padecer enfermedades como glaucoma (donde se han detectado niveles muy bajos de esta vitamina).

Su déficit puede ocasionar:

  • Confusión mental.
  • Trastornos neurológicos.
  • Crecimiento del corazón y alteraciones cardiacas.
  • Pérdida del apetito.
  • Produce el beri-beri (se manifiesta por polineuritis con parálisis difusas); alteraciones cardiovasculares.
  • Irritabilidad, fatiga e inestabilidad emocional.
  • Pérdida de memoria.
  • Dolores abdominales.
  • Inflamación del nervio óptico.
  • Estreñimiento.
  • Algunas investigaciones relacionan la deficiencia de esta vitamina con la aparición del cáncer de útero.

Causas que favorecen su deficiencia:

  • Abuso de harinas blancas.
  • Abuso de aceites refinados.
  • Exceso en el consumo de café, alcohol y tabaco.
  • Consumo excesivo de antiácidos.
  • Consumo excesivo de sulfamidas.
  • Consumo excesivo de pescados crudos.
  • Consumo excesivo de ostras.
  • Al cocer los alimentos, el calor favorece su destrucción.

Las vitaminas del grupo B siempre deben ser apoyadas por otras vitaminas igualmente del grupo B para que efecto sea más potente. Sin embargo debemos recordar que la ingesta continuada de una vitamina de este grupo, puede provocar la deficiencia de otra del mismo grupo.

Los factores que inhiben su absorción son los taninos, sustancias presentes en infusiones como el té, café o bebidas como el vino, por lo tanto no es aconsejada su incorporación durante o después de las comidas, cuando lo que se pretende es aumentar los niveles de esta vitamina en el organismo.

La vitamina C ayuda a mejorar la absorción de vitamina B1 o tiamina al igual que el resto del complejo de vitaminas B.

La vitamina B1 o tiamina es altamente inestable, por ello se pierde ante la cocción, según la temperatura y la acidez del medio (pH).

La congelación por un periodo prolongado (ejemplo: 12 meses) de alimentos con contenido de vitamina B1 puede resultar en una pérdida significativa de la misma (entre 20 y 60 %).

Algunas personas que tienen problemas al hígado, que beben mucho alcohol o tienen otras enfermedades, pueden tener problemas con la absorción de tiamina.

Interacciones con Plantas, Suplementos y Alimentos:

Cola de caballo.

La cola de caballo (Equiseto) contiene una sustancia química que puede destruir la tiamina en el estómago lo que posiblemente lleve a una deficiencia de tiamina. El gobierno canadiense exige que los productos de Equiseto certifiquen que no contienen esta sustancia química. Sea precavido y si tiene un riesgo de tener deficiencia de tiamina no use cola de caballo.

Mariscos.

Los peces de agua dulce y los mariscos crudos contienen sustancias químicas que destruyen la tiamina. El comer una gran cantidad de pescado o mariscos crudos puede contribuir a la deficiencia de tiamina. Pero no existe este problema con el pescado y los mariscos cocidos. Estos no tienen ningún efecto sobre la tiamina, ya que la cocción destruye las sustancias químicas que dañan la tiamina.

One Reply to “VITAMINA B1”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s