VITAMINA B3

La vitamina B3, niacina, ácido nicotínico o vitamina PP;  fue la tercera que se identificó a mediados de los años 30. Hay dos sustancias que tienen las propiedades de la vitamina B3: El Ácido nicotínico y la Nicotinamina.

Ambas se convierten en coenzimas o en nicotinamido-adenin-dinucleótidos (NDA), que es la coenzima que actúa contra la pelagra.

Con frecuencia, el ácido nicotínico, se le conoce también como niacina, y a la nicotinamida como niacinamida. Es considerada uno de los componentes más importantes para reducir los niveles de colesterol. Se sospecha que la niacina funciona también, porque es el mejor antagonista que se conoce del adrenocromo, que se produce en el músculo del corazón por la oxidación de la adrenalina. Es por ello por lo que la adrenalina es tóxica para los tejidos del corazón.

Los descubrimientos más recientes han demostrado que tiene amplias propiedades anticancerígenas. Además, refuerza la eficacia de los tratamientos anticancerígenos.

En otra serie de estudios realizados con ratones la niacina aumentó el poder tóxico de las radiaciones sobre los tumores, ya que favoreció el flujo de sangre al tumor y potenció el efecto quimioterapia. En forma de nicotinamida no produce sofocos ni acidez de estómago y es alcalina. Sin embargo la ingestión de ciertas dosis puede producir náuseas y vómitos, cuando se sobrepasa la dosis óptima.

Es una sustancia muy importante en el tratamiento de enfermedades mentales, gracias a sus efectos sobre las interacciones químicas complejas que afectan al funcionamiento del sistema nervioso. Ha sido definida también como la vitamina antirreumática y el sofoco que desencadena le ácido nicotínico conforta a los que  padecen artritis. Nuestro organismo es capaz de sintetizarla a partir del aminoácido triptófano, salvo cuando la persona tiene deficiencias de vitaminas B1, B2 y B6.

Estos son algunos de los alimentos más ricos en la Niacina:

Origen animal: Carnes magras. Hígado. Corazón. Riñón. Carnes blancas. Pollo. Atún. Salmón. Huevos. Leche.

Origen vegetal: Palta. Brócoli. Espárragos. Germen de trigo. Higos. Levadura de cerveza. Papa. Hongos. Tomates. Vegetales de hoja.   Zanahoria. Batatas. Bananas.

 

 

Otros: Arroz. Pan integral. Dátiles. Damascos. Almendras.  Mantequilla de maní. Café torrefacto. Ciruelas pasas. Nueces. Productos integrales. Legumbres. Propóleo.

 

La vitamina B3 desempeña una serie de funciones en el organismo, estas son algunas de ellas:

  • Coadyuvante para disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Alteraciones cardíacas.
  • Coadyuvante en los tratamientos de cáncer.
  • Previene y alivia las migrañas.
  • Favorece la circulación ya que permite el perfecto fluido sanguíneo, ya que relaja los vasos sanguíneos otorgándoles elasticidad a los mismos.
  • Ayuda a reducir la presión arterial.
  • Indispensable por su papel en la producción de energía. Interviene junto a otras vitaminas del complejo B en la obtención de energía a partir de los hidratos de carbono.
  • Mantiene en buen estado los tejidos y mucosas del aparato digestivo.
  • Es indispensable para la síntesis de las hormonas sexuales.
  • Está implicada en la elaboración de la cortisona, insulina y tiroxina.
  • Coadyuvante en los tratamientos de insomnio ya que está implicada en la síntesis de algunos neurotransmisores del sueño.
  • Ayuda a reducir los síntomas del vértigo en la Enfermedad de Ménière.
  • Coadyuvante en los tratamientos de artritis y reumatismo.
  • Coadyuvante en el tratamiento de alteraciones psíquicas. Mantiene el buen estado del sistema nervioso junto a otras vitaminas del mismo complejo, las vitaminas B6 y B2.
  • Mantiene la piel sana, junto con otras vitaminas del complejo B.
  • Mejora el tono muscular.
  • Estabiliza la glucosa en sangre.

La deficiencia de niacina afecta a todas las células del cuerpo.

Aparato digestivo: Trastornos digestivos. Diarreas. Náuseas. Vómitos.

Estomatología: Alteraciones en la mucosa bucal. Úlceras bucales. Trastornos en encías o lengua, etc.

Dermatología: Dermatitis. Eccemas. Erupciones cutáneas. Psoriasis.  Pelagra (piel rugosa), etc.

Sistema Nervioso/Neurología: Ansiedad. Demencia. Depresión. Desequilibrios psíquicos. Insomnio. Trastornos de la personalidad.

Estos son algunos de los factores que pueden ser causa de déficit:

  • Agua.
  • Técnicas de procesamiento de alimentos.
  • Abuso de sulfamidas.
  • Abuso de estrógenos.
  • Abuso de medicamentos para conciliar el sueño.
  • Drogas alucinógenas.
  • Abuso de alcohol.
  • Algunos tipos de tumores de lento crecimiento llamados tumores carcinoides.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s