VITAMINA D

La vitamina D o calciferol pertenece al grupo de las vitaminas liposolubles.

Está ampliamente demostrado que una buena parte de la población tiene los niveles de vitamina D en sangre por debajo de lo que se considera necesario; y así, el riesgo de pérdida de masa ósea y de fractura ante un mínimo traumatismo es muy elevado.

Sin embargo, ésta es una vitamina muy especial ya que la produce nuestro organismo, concretamente en la piel, gracias a la acción de los rayos ultravioletas.

También podemos obtenerla a través de los alimentos en forma de ‘precursores’. Los precursores son sustancias que al ser metabolizadas o procesadas por el organismo se convertirán en vitaminas.

Los alimentos tienen distintos precursores como el 7-dihidrocolesterol de origen animal y el ergosterol de origen vegetal. Ambos necesitan de la radiación solar para convertirse en provitaminas.

La luz solar es una fuente importante de vitamina D dado que los rayos UV dan inicio a las síntesis de vitamina D en la piel. La piel oscura (con mayor pigmentación) restringe el paso de los rayos ultravioletas y así sintetiza menos vitamina D, entonces la síntesis será menor ante una pigmentación mayor. Es absorbida junto a las grasas con la ayuda del buen funcionamiento del páncreas y de las vías biliares.

Su descubrimiento está íntimamente ligado a la historia del raquitismo, habiéndose utilizado también de modo empírico el aceite de hígado de bacalao en su tratamiento. En 1935 se aisló la vitamina D pura, el calciferol del que actualmente existen unos 10 compuestos, siendo los más importantes el ergocalciferol (D2) y el calciferol (D3).  Una fuente muy importante es la producida por los rayos solares (ultravioleta de onda larga), que, actuando sobre una forma del colesterol, lo activa y transforma en vitamina D3.

A nivel metabólico actúa sobre el calcio\fósforo y también sobre el ácido adenosin trifosforico (ATP), molécula muy importante en la contracción muscular. Su presencia es indispensable para que el calcio sanguíneo se deposite en los huesos y realice sus otras funciones. Últimas investigaciones demuestran la eficacia del uso de vitamina D3 en tratamientos de artritis y en los procesos de descalcificacion que aparecen en algunos atletas como consecuencia del uso prolongado de esteroides anabólicos.

En el organismo se almacena principalmente en el hígado, aunque también podemos encontrarla en cantidades más pequeñas en la piel, el bazo, el cerebro y los huesos.

Estos son algunos de los alimentos más ricos en vitamina D.

Pescados: Anguila. Arenque ahumado y en escabeche. Atún. Bacalao. Salmón. Salmón en conserva. Sardinas.

 

Aves: Pollo. Pavo. Perdiz. Codorniz. Paloma.

Hongos: Champiñones.

Huevos: Yema.

Otros: Aceites de pescado.

Estas son algunas de las funciones que la vitamina D cumple en nuestro organismo:

  • Es una vitamina absolutamente indispensable para asegurar la buena utilización y el mantenimiento de los niveles adecuados de calcio y fósforo, minerales necesarios en la formación del esqueleto y los dientes.
  • Favorece la coagulación de la sangre.
  • Mantiene en buenas condiciones el sistema nervioso. Los niveles de calcio son esenciales para la transmisión del impulso nervioso y la contracción muscular. La vitamina D al regular los niveles de calcio en la sangre tiene un papel importante en el funcionamiento saludable de nervios y músculos.
  • Crecimiento celular ya que participa en el crecimiento y maduración celular.
  • Sistema inmune: Fortalece al sistema inmune ayudando a prevenir infecciones.
  • Hormonas: En conjunto con la hormona paratiroidea, calcitonina (producida por la glándula tiroides) y los estrógenos, la vitamina D mantienen los niveles del calcio. La vitamina D aumenta la liberación de fósforo y calcio desde el hueso. La hormona paratiroidea (PTH o parathormona, producida por las glándulas paratiroides) aumenta la activación de la vitamina D en su forma activa en el riñón. Cuando las concentraciones de calcio en la sangre son bajas induce el aumento en la secreción de PTH, mientras que cuando son altas se inhibe su liberación. Su acción esta disminuida en caso de carencia de vitamina D. Así mismo la vitamina D intervendría en la secreción de insulina del páncreas, posiblemente a través del mantenimiento de los niveles del calcio sérico, el cual es importante para una adecuada secreción de insulina.

Estos son algunos de los trastornos que puede ocasionar su carencia en el organismo:

Raquitismo en los niños, lo que dará lugar a la deformación y ablandamiento de los huesos con arqueamiento de las piernas, ablandamiento del cráneo, bajo desarrollo muscular y dificultades respiratorias por hundimiento del tórax, entre otros síntomas.

En los adultos, provoca osteomalacia. Es el equivalente del raquitismo en niños. Es una enfermedad ósea caracterizada por la mineralización deficiente de la matriz ósea causado por deficiencia de vitamina D o por alteraciones en el metabolismo de la misma trayendo como consecuencia reblandecimiento de los huesos originando deformaciones de los mismos. Entre sus síntomas se destacan:

  • Fractura óseas antes pequeños traumatismos.
  • Debilidad
  • Dolor en los huesos, mayormente en cadera (dolor tipo reumático).
  • Entumecimiento alrededor de boca y extremidades.
  • Ritmo cardíaco
  • Alteraciones en la

Osteoporosis: La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por la fragilidad ósea lo cual aumenta el riesgo de sufrir fracturas en los huesos. Se la asocia mayormente a la inadecuada ingesta de calcio. La deficiencia de la vitamina D influye en la osteoporosis al reducir la absorción de calcio. En este caso la osteoporosis es un ejemplo del efecto a largo plazo de la carencia de esta vitamina mientras que el raquitismo y la osteomalacia son ejemplos extremos de la deficiencia de vitamina D. Se da mayormente en mujeres post-menopáusica.

Cáncer: Estudios en laboratorio con animales sugieren que la vitamina D tiene una función protectora en contra de ciertos cánceres localizados en colon, próstata, mamas. Por ello la deficiencia traería mayor riesgo de adquirirlos. Diversos estudios epidemiológicos demuestran que una ingesta de calcio y vitamina D elevada al igual que la luz solar, disminuyen la incidencia del cáncer. Se requieren aún mayores investigaciones para asegurar este efecto.

Esteroides: Ciertos medicamentos con corticoesteroides (prednisona usado para disminuir la inflamación) tienen diversos efectos adversos entre los que se encuentra la disminución de la absorción de calcio. Ciertos estudios evidencian que el uso prolongado de esteroides podría impedir el metabolismo de la vitamina D lo cual contribuiría aún más a la pérdida ósea y al desarrollo de osteoporosis. Aquellos individuos que estén bajo tratamiento esteroideo deberían consultar a un profesional para ver de incrementar su ingesta de vitamina D.

Artritis: Nuevas investigaciones sugieren que aquellos individuos que ingieren insuficientes cantidades de vitamina D sufren aún más los síntomas de la osteoartritis ya que la vitamina D ayuda a reducir el daño de los cartílagos. Así mismo puede acelerar el proceso de artritis reumatoidea.

Diabetes: La deficiencia de vitamina D impide el metabolismo de la glucosa reduciendo la secreción de insulina lo cual aumentaría el riego de padecer diabetes mellitus.

Problemas cardiovasculares y vitamina D: Niveles deficientes de vitamina D podrían aumentar el riesgo de arteriosclerosis ya que favorece la formación de placas de calcio en las arterias. La presencia de estas placas puede conducir a un ataque cardíaco. Todavía se necesitan más investigaciones para asegurar la relación entre la carencia de vitamina D y la arteroesclerosis.

Caries dentales de carácter grave.

Alteraciones metabólicas.

Tetania con síntomas de calambres musculares, convulsiones y bajo nivel de calcio en sangre.

Aumento en la producción de la hormona paratiroidea.

Causas que favorecen su deficiencia:

  • La poca o nula exposición a la luz solar, como es el caso de los mineros.
  • Vivir en zonas excesivamente contaminadas.
  • El consumo de fármacos anti-convulsionantes.
  • Padecer cirrosis alcohólica.
  • Padecer insuficiencia renal.
  • El consumo excesivo de antibióticos.
  • El consumo excesivo de aceites minerales.
  • La ingesta diaria menor de los niveles recomendados.
  • El no poder absorber adecuadamente a nivel del tracto digestivo.

Precauciones y Datos a tener en cuenta:

  • El principal problema de una ingesta elevada de esta vitamina es que el calcio se pueda depositar de manera patológica en los riñones, arterias, corazón o pulmón, puesto que se habrá perdido la posibilidad de controlar los niveles de calcio en la sangre. Este exceso puede conllevar depósitos de este mineral en tejidos blandos como el corazón y los pulmones, confusión y desorientación, daños renales, cálculos renales, náuseas, vómitos, estreñimiento, falta de apetito, debilidad y pérdida de peso.
  • Es recomendable que las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia aumenten su ingesta.
  • Deben incrementar la ingesta de Vitamina D aquellas personas que trabajen durante la noche o vivan en ciudades muy contaminadas o alejadas de la luz solar.
  • Ya que la bilis aumenta la absorción de grasas, es importante también para la absorción de la vitamina D.

Estos son algunos de los síntomas que se producen con la intoxicación de la vitamina D:

Hipercalcemia: Se refiere al aumento de los niveles de calcio en sangre, lo cual trae como consecuencia diversos síntomas como náusea, vómitos, alteraciones mentales, confusión, pérdida de apetito, pérdida de peso, constipación, debilidad, depresión, dolores articulares y musculares, dolores de cabeza, poliuria (emisión de grandes cantidades de orina), mucha sed y cálculos renales.

Calcinosis: Es la formación de depósito de calcio y fosfato en tejidos blandos (piel, riñones).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s