BORO

El boro es un oligoelemento o microelemento importante para la formación y dureza de huesos, dientes y articulaciones. Se llama oligoelemento porque el cuerpo necesita de este componente en dosis muy bajas. Este elemento no era importante en la dieta hasta hace pocos años, cuando se relacionó con el índice de osteoporosis.

En efecto, el boro es un mineral estrechamente relacionado con la salud de los huesos y su desarrollo, además de otros nutrientes como el calcio, el magnesio y la vitamina D.

Este mineral ayuda a elevar los niveles de estrógenos en la sangre, y los estrógenos ayudan a preservar los huesos. Por este mecanismo, consumir alimentos ricos en boro (principalmente frutas y verduras) tiene un papel protector frente la osteoporosis.

Estudios científicos han demostrado que administrando 3mg. de boro al día se pueden duplicar los niveles sanguíneos de estrógenos. Además, los suplementos de boro mejoran el aprovechamiento de calcio y magnesio, evitando su eliminación por la orina.

Las plantas ricas en boro como la familia de las coles se recomiendan durante la menopausia para contrarrestar los efectos de la falta de producción de estrógenos.

A través de su efecto hormonal y la interacción del boro con el metabolismo de los minerales, este elemento es muy interesante de introducir como remedio para la artritis. Debido a que las principales fuentes de boro son compartidas con las de magnesio, una dieta para la artritis, rica en verduras y frutas, ayudará a mejorar la enfermedad.

Alimentos ricos en boro:

El boro se encuentra en multitud de vegetales, principalmente en frutas: ciruelas, frutillas, durazno, manzanas, higos, lechuga, pera, grosellas, damascos. Las frutas secas como los orejones también son una buena fuente de boro.

 

Verduras y hortalizas: col lombarda, diente de león, espárragos, apio, tomates, ginseng americano, remolacha, rábanos, etc.

Semillas y frutos secos: nueces de macadamia, semillas de amapola.

El déficit de boro en la alimentación comporta numerosos problemas  y entre ellos, alteraciones del metabolismo óseo (es decir, el calcio que se gasta y el que se deposita de nuevo en los huesos no están equilibrados)  que pueden dar lugar a diferentes patologías como por ejemplo la osteoporosis que debilita los huesos y aumenta las probabilidades de fracturas en personas mayores.

Para evitar toda esta problemática es imprescindible incorporar a nuestra dieta alimentos ricos en boro, el alimento con más alto contenido en boro son las fresas, pero este mineral también se encuentra en las legumbres, los frutos secos y sobretodo en las frutas de carácter cítrico como el limón, la naranja o la mandarina.

No se han descrito efectos relacionados con un consumo excesivo de boro, solo se menciona que en una dosis excesiva el boro interacciona con otros nutrientes y puede aumentar la eliminación de vitamina B2.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s