COBALTO

El cobalto es un mineral esencial para nuestro organismo.

Su absorción es bastante fácil ya que está ampliamente disperso en el ambiente; al respirar, beber agua, comer o incluso tocar el suelo, aumenta la exposición al mismo.

Se almacena, en mayor cantidad, en las células rojas de la sangre y, en menor cantidad en los riñones, el bazo, el hígado y el páncreas.

Es un componente fundamental de la vitamina B12, en un 4% de su formación y ésta es su única función en el organismo.

Alimentos ricos en Cobalto:

Origen animal: Almejas. Carne. Hígado. Huevos. Leche. Ostras. Pescados. Quesos. Riñones. Vísceras de animales.

Origen vegetal: Cebolla. Cereales integrales. Cerezas. Diente de león. Germen de trigo. Trigo sarraceno. Legumbres. Levadura de cerveza. Peras. Plantas verdes. Soja.

Frutos secos: Avellanas. Nueces.

Estas son algunas de las funciones más importantes que el cobalto realiza en el organismo:

  • Es necesario para la estimulación y el buen funcionamiento de las células rojas.
  • Puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre.
  • Es necesario para que la vitamina B12 desempeñe sus funciones en nuestro organismo.
  • Interviene en el metabolismo del hierro y hematopoyesis (formación de los glóbulos sanguíneos) por estimulación de los reticulocitos en las anemias ferropénicas.
  • Síntesis de la timidina que compone el ADN.
  • Síntesis de la colina y la metionina, factores lipótropos (capaces de fijarse de forma selectiva sobre el tejido adiposo) y hepatoprotectores (protectores del hígado).
  • Posee relaciones con la insulina y el zinc.
  • Es un regulador del sistema vagosimpático.
  • Tiene acción simpaticolítica (sustancia que actúa inhibiendo los efectos del sistema nervioso simpático).
  • Es un antagonista de la adrenalina a nivel de las terminaciones simpáticas.
  • A dosis pequeñas, estimula la actividad de la penicilina y a dosis altas es un antagonista de la misma.
  • Interviene en la fecundidad.

Estas son algunas de las enfermedades que puede causar su deficiencia:

  • Alteraciones en las células rojas de la sangre.
  • Trastornos hepáticos.
  • Anemias.
  • Falta de crecimiento.
  • Problemas neurológicos.
  • La carencia de cobalto en la dieta produce déficit de vitamina B12 que provocará anemia perniciosa.

Causas que favorecen su deficiencia:

  • Mala absorción de vitamina B12.
  • Alimentación vegetariana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s