CROMO

Este micromineral aumenta la tolerancia de la glucosa, de hecho forma parte del denominado Factor de Tolerancia a la Glucosa (GTF), por lo tanto es de esencial importancia para todas aquellas personas que padecen de diabetes.

Lo mismo sucede para los que padecen de arterioesclerosis, niveles elevados de triglicéridos o de colesterol.

Su actividad se lleva a cabo conjuntamente con otras sustancias que controlan el metabolismo de la insulina y de varias enzimas, con la formación de ácidos grasos, colesterol y con el material genético de las células.

La falta de cromo depende de la cantidad mineral que contenga el agua potable. Este mineral es difícil de absorber por nuestro organismo, de hecho solo se absorbe el 3%.

Alimentos ricos en Cromo:

Origen animal: Carnes. Hígado de ternera. Huevos. Mariscos.  Ostras. Pechuga y muslo de pollo.

Origen vegetal: Aceites vegetales. Alfalfa. Berros. Brócoli. Cebada. Cereales integrales.  Diente de león.  Hojas de Eucalipto. Lechuga. Levadura de cerveza. Limón. Maíz. Manzana. Melaza. Patatas. Pomelo.  Hongos.

 

 

 

 

Frutos secos: Nueces.

 

Interacciones con plantas y complementos.

Las hierbas que contienen cromo, tales como la cola de caballo (Equisetum arvense) y la cáscara sagrada (Rhamus pursiana), pueden aumentar el riesgo de envenenamiento por cromo cuando se toman a largo plazo, o cuando se toman con suplementos de cromo.

El cromo puede hacer que sea difícil para el cuerpo utilizar el hierro. Esto podría conducir a deficiencia de hierro en algunas personas. Pero, esto es poco probable que pase si la gente toma los suplementos de cromo en las dosis recomendadas.

El tomar vitamina C junto con cromo podría aumentar la cantidad de cromo que es absorbida.

El usar zinc junto con cromo podría disminuir la absorción de tanto el cromo como el zinc.

Estas son algunas de las funciones más importantes que el cromo realiza en el organismo:

  • Interviene activamente en la regulación de los niveles de azúcar en sangre.
  • Ayuda a mantener nivelados el colesterol y los triglicéridos.
  • Ayuda a combatir la arterioesclerosis.
  • Junto al Hierro, favorece el transporte de proteínas en el organismo.
  • Participa en el metabolismo de los hidratos de carbono.

Estos son algunos de los trastornos que la carencia de cromo, ocasiona en el organismo.

  • Trastornos del metabolismo.
  • Alteraciones cardiovasculares.
  • Alteraciones en los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Alteraciones en el metabolismo de los aminoácidos.
  • Menor tolerancia a la glucosa bucal. (Prueba de tolerancia a la glucosa oral (TGO).
  • Neuropatía periférica.
  • Balance negativo de nitrógeno.
  • Menor cociente respiratorio.
  • Adelgazamiento.
  • Diabetes en edades adultas.
  • Retardos de crecimiento.
  • Opacidad de la córnea.

Estas son algunos de los factores que favorecen su deficiencia:

  • Una inadecuada alimentación, rica en azúcares y alimentos procesados.
  • Las personas que padecen diabetes.
  • Las personas que son alcohólicas.
  • Las dietas muy severas y prolongadas.
  • Ateroesclerosis.
  • Estrés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s