MANGANESO

El organismo contiene de 10 a 20 mg de manganeso, de los cuales entre 2 y 9 mg proceden de los alimentos.

Es un elemento químico esencial para todas las formas de vida. Absorbemos alrededor de un 45% y eliminamos 4 mg diarios.

Los compuestos de manganeso existen de forma natural en el ambiente, como sólido en suelos y pequeñas partículas de agua. Las partículas de manganeso viajan por el aire y en pocos días se depositan en la tierra. Para los animales es un componente esencial sobre 36 enzimas que son usadas por el metabolismo de carbohidratos, proteínas y grasas.

Se absorbe en el intestino delgado, acabando la mayor parte en el hígado, de donde se repartirá y será transportado por la sangre al hígado, las glándulas endocrinas y el páncreas.

Las propiedades beneficiosas del manganeso sobre el organismo, actúan sobre todo en el tracto respiratorio y el cerebro.

Tiene un papel tanto estructural como enzimático; ya que está presente en distintas enzimas, destacando el superóxido dismutasa de manganeso (Mn-SOD).

Son muchos los alimentos que contienen manganeso; estos son los más ricos en él:

Cereales: Arroz con cáscara. Cebada en grano. Mijo, descascarillado. Arroz blanco. Trigo, en grano. Avena, en grano. Copos de avena. Germen de trigo.

Pan: Pan de trigo. Pan de centeno. Pan de trigo integral.

Frutas: Damasco. Arándanos. Frutillas. Grosella roja. Banana. Zarzamora.

 

Hortalizas. Alcaucil. Brócoli. Repollitos de Bruselas. Repollo. Guisantes. Lechuga. Maíz dulce. Puerros. Remolacha. Zanahoria.

Legumbres: Habas. Porotos. Habas de soja.

Otros: Avellanas. Té negro.

Estas son algunas de las funciones más importantes que el manganeso, realiza en el organismo.

  • Activa diversas enzimas y otros minerales.
  • Está implicada en la correcta utilización de las vitaminas B1 y E.
  • La combinación de zinc y manganeso es muy eficaz en el tratamiento de la esquizofrenia.
  • El manganeso, al igual que la mayoría de los restantes oligoelementos, participa en un gran número de reacciones orgánicas.
  • Es necesario para sintetizar la aceltilcolina y un neurotransmisor cuya deficiencia puede estar conectada a la diabetes mellitus, ya que aparentemente los diabéticos tienen menos manganeso en su organismo.
  • Está relacionado con la formación de los huesos, el desarrollo de los tejidos y la coagulación de la sangre.
  • Ayuda a formar la hormona tiroxina, que regula nuestro metabolismo.
  • Aporta un mayor equilibrio mental y corporal.
  • Incrementa del deseo de actividad, interés por las cosas nuevas.
  • Ayuda a una recuperación más rápida del cansancio.
  • Está relacionado con la síntesis del colesterol.
  • Participa en la síntesis de los nutrientes, ayudando a que el organismo asimile y utilice las grasas, hidratos y proteínas.
  • Interviene en la síntesis de la urea, por lo que su presencia es necesaria para un correcto funcionamiento de los riñones.
  • Estimula la producción de anticuerpos, protegiendo de las infecciones.
  • Mejora las funciones digestivas, fomentando la generación de enzimas.
  • Es de suma importancia para el normal funcionamiento del sistema nervioso.
  • Protege los tejidos de los daños que ocasionan los radicales libres.
  • Estimula la producción de estrógenos lo cual ayudará en los casos de infertilidad.
  • Coadyuvante en los tratamientos para las migrañas y cefaleas.
  • Contribuye a la cicatrización de la piel en los casos de heridas y úlceras dérmicas.
  • Refuerza el pelo y las uñas.
  • Actúa favorablemente en los casos de rinitis y asma bronquial.

La carencia en el organismo del manganeso puede ocasionar:

  • Alteraciones del crecimiento.
  • Anormalidades óseas.
  • Alteraciones de los hidratos de carbono similares a los de la diabetes.
  • Falta de coordinación.
  • Discinesia tardía (movimientos anormales e involuntarios).
  • Convulsiones.
  • Irritaciones cutáneas.
  • Vómitos.
  • Disminución de los deseos sexuales.
  • Fatiga.
  • Crecimiento lento de uñas y cabellos.
  • Despigmentación del pelo.
  • Disminución de la tolerancia a la glucosa con incapacidad para eliminar los excesos de azúcar en sangre.
  • Obesidad.
  • Bajos niveles de colesterol.
  • Defectos de nacimiento.
  • Trastornos en la coagulación de la sangre (trombos).

Causas que favorecen su deficiencia:

  • Inadecuada alimentación.
  • La excreción de los tranquilizantes arrastra consigo el Manganeso y produce una carencia. El 25% de los pacientes que consumen tranquilizantes durante mucho tiempo la padecen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s