SILICIO

El Silicio está presente en el organismo en muy pequeñas cantidades. Es el segundo elemento más importante de la corteza terrestre (27,7% en peso) después del oxígeno.

El ser humano es incapaz de transformar en silicio mineral que ingiere en silicio orgánico ya que el primero de ellos no es asimilable por el organismo humano, sino que para dicha transformación se requieren plantas o microorganismos.

A pesar de que realiza múltiples funciones en nuestro cuerpo, la más importante sin duda es su papel en la formación del tejido conjuntivo y con ello, en la estructura del cabello, la piel y las uñas.

La cantidad de silicio orgánico en el hombre disminuye de forma irreversible a medida que envejecemos, sobre todo a partir de los 40 años.

Uno de los primeros signos de falta de silicio orgánico son los problemas articulares, que afectan a miles de personas en todo el mundo y cuya causa es la deficiencia de silicio orgánico continuada de nuestra alimentación. Además, el ácido silícico es una sustancia básica para el tejido de sostén que requieran consistencia y firmeza, los huesos, los cartílagos y los dientes.

Se absorbe en el intestino y se elimina por la orina.

Alimentos ricos en Silicio:

Origen vegetal: Palta. Alfalfa. Arroz integral. Caña de azúcar. Cassis.  Cebolla. Cola de caballo. Diente de león. Eneldo. Espinacas. Frutilla. Harina de avena integral. Arvejas. Lechuga. Pasas. Pepino. Perejil. Bananas. Puerros. Remolacha. Salvado de trigo. Tomates. Zanahoria. La pectina de los cítricos.

Origen animal: Queso.

Estas son algunas de sus funciones más importantes:

  • Ayuda a reducir los niveles de colesterol malo LDL.
  • Nos ayuda a regular la tensión arterial.
  • Nos protege de enfermedades cardiovasculares.
  • Su presencia es indispensable en la síntesis del colágeno.
  • Ayuda a mantener músculos y tendones en buen estado.
  • Se ha comprobado que el silicio orgánico, elemento fisiológico de la sangre y el tejido, es fundamental en la asimilación del calcio, el fósforo, el magnesio y en la síntesis de la vitamina D.

Su carencia puede ocasionar una serie de trastornos, estos son algunos de ellos:

  • Problemas articulares afectando a cartílagos y huesos.
  • Menor elasticidad en la piel.
  • Debilidad en uñas y pelo.
  • Alteraciones importantes cardiovasculares.
  • Falta de elasticidad en las venas.
  • Artritis reumatoide u osteoartritis.
  • Mayor lentitud en la cicatrización de quemaduras, heridas y roturas.

Estos son algunos de los motivos por lo que el silicio puede ser escaso en el organismo:

  • El envejecimiento.
  • El abuso continuado de alimentos refinados y procesados.
  • Dieta alimenticia pobre y escasa.

Precauciones y Datos a tener en cuenta:

La inhalación de polvo de sílice puede provocar silicosis.

Puede provocar esterilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s