GIRASOL

Girasol, tornasol, mirasol, tlapololote, calom, chimalate, jáquima, su nombre común alude a su peculiaridad heliotrópica, es decir, a su capacidad de orientarse al astro solar y seguirle en su curso diurno.

Nombre científico: Helianthus annuus L. La denominación científica procede del griego y está formado por las palabras helios (Sol) y anthos (flor), que significa “flor del Sol”.

Es una planta anual de grandes proporciones, que puede alcanzar más de 3 metros de altura. Es una planta poco ramificada y su tallo es grueso, erecto y macizo.

Tiene raíz profunda, formada por un eje principal pivotante y abundantes raíces secundarias.

Sus hojas, de tamaño entre 5 y 30 cm de longitud y mitad de ancho, son amplias, ovales, discretamente dentadas, pecioladas, con tres nerviaciones principales y ásperas al tacto. Las hojas superiores del tallo son alternas, y las inferiores, opuestas.

La inflorescencia, también denominada capítulo floral, es grande, de 10 a 30cm de diámetro; y está formada por cientos de flores tubulares diminutas.

En la parte externa del capítulo se disponen las lígulas o flores liguladas en una o dos filas que parecen pétalos. Estas flores, que se exhiben de verano a otoño, son de color amarillo dorado y no tienen función reproductiva directa, sino que sirven de atracción para los insectos, que ayudarán a la planta en su proceso de polinización.

Las flores fecundadas desarrollan en su receptáculo, en disposición parecida a los panales de abejas, uno de los frutos oleaginosos más importantes del mundo: las populares “pipas de girasol”. El fruto, las pipas; es un aquenio anguloso, de 8-15 milímetros de longitud, ovoide, aplanado y con pericarpio (o cubierta externa) brillante de color negro, blanco o estriado, según la variedad.

Cuando la planta es fecundada, al madurar, su capítulo floral contiene entre 250 y 1500 aquenios, dependiendo de su tamaño, y de la cantidad de capítulos que tenga la planta. En plantas con una sola inflorescencia, la cantidad de semillas es mayor; mientras que en plantas multifloras hay pocas semillas.

La parte dorsal del capítulo se conforma por una serie de brácteas de color verde, como el tallo.

El movimiento heliotrópico del capítulo floral se produce por la torsión del tallo y se denomina nutación. Al atardecer, el tallo retorna lentamente a su posición erguida.

En la madurez de la planta de girasol, decir, cuando ya no produce más semillas, a los 35-40 días después de su floración, el dorso del capítulo es amarillo y sus brácteas, marrones.

Los girasoles eran un cultivo común entre las tribus Indias Americanas a través de Norteamérica. La evidencia sugiere que la planta fue cultivada por los Indios en la actual Arizona y Nuevo México, alrededor de 3.000 A.C. Algunos arqueólogos sugieren que el girasol pudo haber sido domesticado antes que el maíz.

El girasol se utilizaba de muchas maneras a través de las diversas tribus Indias. La semilla se trituraba o golpeaba en harina para pasteles y pan. Algunas tribus mezclaban la comida con otros vegetales como frijoles, calabaza y maíz. La semilla también se quebraba y se comía como bocadillo. Hay referencias sobre el exprimir el aceite de la semilla para usarlo en la fabricación de pan.

Los usos no alimentarios incluyen tinte púrpura para textiles, pintura corporal y otras decoraciones. Partes de la planta se usaban con fines medicinales que iban desde mordedura de serpiente a otros ungüentos para el cuerpo. El aceite de la semilla se utilizaba en la piel y el cabello. El tallo seco era utilizado como material de construcción. La planta y las semillas se usaban ampliamente en las ceremonias.

Esta exótica planta norteamericana fue llevada a Europa por los exploradores españoles en algún momento alrededor de 1500. La planta se extendió a lo largo de la actual Europa Occidental, principalmente como planta ornamental, pero se han desarrollado algunas aplicaciones medicinales. En 1716, se concedió una patente Inglesa para exprimir el aceite de semilla de girasol.

El girasol se hizo muy popular como planta cultivada en el siglo XVIII. La mayor parte del crédito se da a Pedro el Grande. La planta fue inicialmente utilizada como planta ornamental, pero en 1769 la literatura menciona el cultivo de girasoles para producción de aceite. En 1830, la fabricación de aceite de girasol se realizó a escala comercial. La Iglesia Ortodoxa Rusa aumentó su popularidad al prohibir la mayoría de los alimentos derivados de aceite que se consumían durante la Cuaresma. Sin embargo, el girasol no estaba en la lista de sustancias prohibidas, por lo que ganó popularidad inmediata como alimento.

A principios del siglo XIX, los agricultores rusos estaban creciendo a más de 2 millones de hectáreas de girasoles. Durante ese tiempo, se han identificado dos tipos específicos: Tipo aceite para la producción de aceite comestible y una gran variedad para el consumo directo por personas. Se llevaron a cabo programas de investigación del gobierno. V.S. Pustovoit desarrolló un programa de cría con un gran éxito en Krasnodar. La cantidad de aceite y los rendimientos se incrementaron significativamente. Hoy en día, el premio científico más prestigioso del mundo sobre el girasol es conocido como el Premio Pustovoit.

A finales del siglo XIX, la semilla de girasol de Rusia encontró su camino a los Estados Unidos. En 1880, las empresas de semillas de girasol estaban anunciando el ‘Mammoth Ruso’ en catálogos. Este nombre de semillas en particular estaba siendo ofrecido aun en los EE.UU. en 1970, casi 100 años después. Una fuente probable de este movimiento de semillas a América del Norte puede haber sido inmigrantes rusos. El primer uso comercial de la cosecha de girasoles en los EE.UU. fue para la alimentación de aves de corral. En 1926, la Asociación de Productores de girasol de Missouri participó en lo que es probablemente la primera transformación de la semilla de girasol en aceite.

El girasol crece en suelos secos y soleados, debido a que sus raíces pueden explorar capas profundas del suelo.

Actualmente su cultivo como planta alimentaria y de ornamentación está ampliamente extendido en numerosas regiones con clima templado, entre las que destacan: Perú, Argentina, Bolivia, Méjico, Rusia, Francia, España y China.

Productos que se obtienen del girasol

Pipas de girasol. Se comercializa su fruto oleaginoso para el consumo humano.

Aceite de girasol. El aceite de girasol se obtiene por el prensado de la semilla de girasol. El rendimiento industrial del aquenio de girasol depende de varios factores, pero se estima que de 1 tonelada de semilla, con el 50% de aceite; se obtienen alrededor de 420 kg de aceite de girasol.

Este aceite se comercializa; o bien se usa en la misma industria alimentaria en la elaboración de mayonesas, margarinas, masa para panadería y pastelería y frituras, principalmente.

Harinas proteínicas. Es la parte de la semilla resultante de la extracción de su aceite. Este producto está compuesto principalmente por proteínas, y también contiene materia grasa, fibras y minerales. Se comercializa compactado con el nombre de “pellet”, y se usa para forraje para animales.

Borras o heces de neutralización. Provienen de la etapa de neutralización de la acidez libre del aceite crudo, no refinado; y están constituidas principalmente por jabones, aceite neutro y agua.  Se venden tal cual o se adicionan como material graso a los pellets. También pueden destinarse a oleína u ácidos grasos.

Oleína. Es la materia grasa proveniente de la borra. Es sinónimo de aceite ácido cuando su acidez es igual o superior al 50%.

Destilados de desodorización. Es el material recuperado de los desodorizadores por condensación de las sustancias que se arrastran por arrastre de vapor. De allí se obtienen tocoferoles y esteroles, compuestos químicos apreciados en la industria farmacéutica y alimenticia.

Cáscara. Es la parte externa o pericarpio de la semilla. Se destina a calderas como combustible. También se la utiliza en camas de pollos. No es apta para alimentación humana por su alto contenido de lignina dura y sílice.

Componentes del girasol

Carbohidratos: fructosa, glucosa. Su contenido total es de 17,6g por 100g.

Grasas: concentradas principalmente en el fruto. Actualmente existen variedades que alcanzan el 50% de aceite. Destaca su contenido en lecitina.

Proteínas: destaca su aporte en aminoácidos: histidina (semilla),  cisteína (semilla), leucina (semilla), triptófano (semilla), fenilalanina y metionina (semilla).

Fibra: pectina (tallo y flor).

Minerales: destaca su aporte de potasio (alto contenido en tallo y hojas), fósforo, calcio, hierro, magnesio y zinc.

Vitaminas: vitamina E, tiamina (vitamina B1), riboflavina (vitamina B2), niacina (vitamina B3).

Ácidos: Ácido cafeico (semilla), Ácido fumárico (hojas).

Flavonoides: quercetina (hojas)

Mentol (aceite). Curiosamente, es el vegetal con más cantidad de mentol, por encima de la menta (Mentha piperita L.).

El girasol en la alimentación

Principalmente, las partes empleadas para consumo humano de la planta del girasol son las semillas o pipas de girasol, y el aceite de girasol, extraído de las mismas.

El consumo de pipas de girasol y sus propiedades medicinales han sido investigados, estudiados y comercializados en todo el mundo. Sin embargo, también es comestible el tallo de la planta, los brotes tiernos y superiores, antes de la floración de la planta; sus hojas y pétalos.

Es importante destacar que actualmente el girasol se cultiva para el consumo de su fruto, y que si se desea consumir otras partes de la planta, debe asegurarse que ésta no ha sido fumigada o sometida a tratamientos químicos que su ingesta pueda ser tóxica para el consumo humano.

Podemos encontrar vestigios gastronómicos desde los nativos americanos, quienes conocían y tostaban las pipas de girasol y las molían para hacer preparados como sopas y panes. Las hojas las empleaban como ingredientes de preparaciones culinarias; y según escritos de John Gerard, los tallos jóvenes preparaban hervidos y comían con manteca, vinagre y pimienta.

Las hojas pueden prepararse en infusión. Hervir 12 minutos 50g de hojas secas y desmenuzadas en 1 litro de agua. Dejar reposar durante 30 minutos. Servir con miel. De su infusión podemos extraer potasio, magnesio y flavonoides.

Los pétalos de la flor pueden consumirse en ensaladas y en infusión. Para preparar la infusión debe verterse 1 litro de agua hirviendo sobre 40g de pétalos secos; dejar reposar 15 minutos y colar. Si quiere consumirse cruda en ensaladas, hay que lavar previamente los pétalos y asegurarse que su cultivo ha estado libre de pesticidas.

Permitiendo germinar las semillas como se hace con otros granos, se cortan los brotes después de siete días de germinación y se consumen crudos en ensaladas. Los germinados de pipa de girasol son ricos en vitaminas A, tiamina (vitamina B1), riboflavina (vitamina B2), niacina (vitamina B3), vitamina C,  potasio, hierro, magnesio y proteínas.

Propiedades del girasol

Las pipas de girasol y su aceite son especialmente ricas en vitamina E, antioxidante y protectora de todas las células del organismo, y también beneficiosa para la salud ocular.

Contiene además dos vitaminas importantes para la vista: la tiamina, que tiene un papel primordial en la nutrición del sistema nervioso; y la riboflavina, que estimula la actividad antioxidante de la vitamina E, potenciando así su efecto.

Las pipas de girasol son de los alimentos del reino vegetal más ricos en cisteína, aminoácido no esencial con propiedades antioxidantes y protector de la vista.

Las pipas de girasol son un alimento recomendado para introducir en su dieta en circunstancias de estrés, ansiedad o épocas de exámenes. Su alto contenido en lecitina, vitamina E, tiamina; y ácidos grasos esenciales para el organismo, confieren a este alimento propiedades ideales para el buen rendimiento cerebral y del organismo.

Por ello, las pipas de girasol y el aceite de girasol están indicados en la dieta para el Parkinson, dieta para la esclerosis múltiple, demencias y en la dieta contra el Alzheimer.

Estudios demuestran que una dieta rica en pipas de girasol disminuye los niveles de colesterol total y de LDL colesterol (“colesterol malo”). Esta acción se asocia a su contenido en ácidos grasos esenciales, vitamina E, lecitina.

También colaboran a mejorar la salud cardiovascular los minerales presentes en el fruto: potasio, magnesio, lo que lo hace idóneo en dietas para la hipertensión.

Las flores de girasol son ricas en betacarotenos, que actúan en la prevención de enfermedades cardíacas.

La calidad química de las pipas de girasol y del aceite de girasol, por su contenido en ácidos grasos esenciales, tiene acción antiinflamatoria. Por ello su consumo es adecuado en procesos inflamatorios. También se han extraído glucósidos triperpénicos, dotados de acción antiinflamatoria; en las flores de girasol.

Las pipas de girasol, y en general los frutos oleaginosos, por su contenido en calcio están indicados en dietas sin lácteos. Además, las pipas de girasol, las hojas y el tallo de la planta contienen magnesio, mineral constituyente de los huesos junto con el calcio.

Esta propiedad hace de las pipas de girasol un alimento muy adecuado en dietas con altos requerimientos de calcio, magnesio y vitaminas, como por ejemplo, en embarazo o lactancia.

Aceite de Girasol

El aceite de girasol se obtiene de sus semillas, conocidas como pipas de girasol. Estas se someten a la extracción mecánica, con utilización de disolventes y mediante un proceso de desencerado para minimizar impurezas particulares de éste aceite, como son las ceras. Posteriormente, se somete a refinado.

Tiene un sabor muy neutro y un color prácticamente translúcido, ligeramente amarillo, en comparación con el de oliva. Su grado de acidez no supera nunca los 2 grados.

Su contenido en ácidos grasos saturados es muy bajo, no alcanzando niveles del 10%, lo cual es beneficioso para la salud del consumidor de éste tipo de aceite.

A nivel de monoinsaturados, puede llegar a contener entre un 10% y un 40% de ácido oleico (omega-9). Debemos tener en cuenta que, después del aceite de cártamo, es el aceite más rico en ácido linoleico, es decir, el omega-6 que es poliinsaturado y que ronda valores superiores al 70%.

Su contenido en ácido linolénico (omega 3) es prácticamente nulo.

Por tanto, consumiéndolo obtendremos todos los beneficios que este ácido graso esencial nos aporta, como la disminución de los niveles de colesterol.

El aceite de girasol es el segundo aceite más rico en vitamina E, después del de germen de trigo, con lo que nos aporta más efecto antioxidante y menor enranciamiento.

Se utiliza mucho este aceite, ya sea en crudo como aderezo, en la elaboración de todo tipo de salsas, cocciones culinarias, en especial los fritos, y evidentemente en la elaboración de margarinas.

Gracias a su sabor suave, no adiciona sabor a las elaboraciones y es muy valorado por ese atributo. También se utiliza como conservante.

Propiedades alimentarias del aceite de girasol

El aceite de girasol es una gran fuente de ácido linoleico, el omega-6 que es poliinsaturado, con lo cual tiene efecto preventivo contra enfermedades coronarias y afectaciones vasculares.

El aceite de girasol previene la aparición de arterioesclerosis, disminuye el colesterol LDL y aumenta el colesterol HDL, previniendo la aparición de dislipemias y otras patologías relacionadas con el aumento del colesterol en sangre.

Como tiene un bajo contenido de grasas saturadas, se le atribuye y considera otro efecto beneficioso más, ya que no solamente no incrementará los niveles de colesterol, sino que ayudará a disminuirlo, por la acción conjunta de los ácidos grasos poliinsaturados y monoinsaturados que contiene.

También tiene un efecto positivo tanto en prevención como si se padece ya alguna afección del sistema nervioso central, como puede ser una neuropatía como el Alzheimer, esclerosis múltiple, pero también es beneficioso su consumo en otras menos graves.

Dependiendo de si los niveles son más o menos elevados de ácidos grasos monoinsaturados, como el oleico (omega-9), tendrá más o menos efecto beneficioso en nuestro organismo, pero aún y así, no dejará de aportarnos sus atributos, aunque sean en menor proporción.

Por su alto contenido en vitamina E, en forma de tocoferoles, y por tanto, por su alto efecto antioxidante, siempre y cuando se consuma en crudo, está recomendado en patologías tanto coronarias, como de circulación (infartos, anginas de pecho, arteriosclerosis, etc.) en dislipemias y como protector del sistema nervioso central.

Propiedades medicinales del aceite de girasol

El aceite de girasol posee una serie de características que lo hacen adecuado para el cuidado del cabello. Entre todas ellas podemos mencionar las siguientes:

Antialopécicas: El aceite de girasol contiene componentes que pueden prevenir o retrasar la caída del cabello. Entre ellos tenemos el ácido oleico, el ácido linoleico y el ácido palmítico.

Anticaspa: El aceite de girasol es rico en mentol, un componente contra la caspa muy importante.

Antibacterianas: El aceite de girasol es muy rico en componentes antibacterianos por lo que, utilizado en champús o productos para el pelo, ayudará a mantener el cuero cabelludo libre de microorganismos que pueden alterar su estado.

Antipruríticas: Las propiedades antipruríticas que le confieren la glicina y el mentol son adecuadas para evitar la picazón del cuero cabelludo, algo muy habitual en problemas capilares como la caspa o la seborrea.

Hidratante: Como el resto de aceites vegetales, es un buen hidratante del cuero cabelludo. Su aplicación favorecerá una mejor manipulación de la cabellera a la que le conferirá suavidad. Ello repercutirá en una menor caída de pelo diaria y un mejor estado del folículo piloso.

Champú con aceite de girasol para cabello seco

Ingredientes

Una cucharada de champú neutro (Champú para bebés)

1 yema de huevo

Media cucharada con aceite de girasol

 

Preparación

Mezclar bien todos los ingredientes

Realización

Lavar bien el cabello con la mezcla anterior

Enjuagar con agua tibia

Resultado de imagen para aceite de girasol para la piel

El aceite de girasol posee una serie de características que lo hacen adecuado para el cuidado de la piel. Entre todas ellas podemos mencionar las siguientes:

Antiacné: El ácido linoleico del aceite de girasol resulta adecuado para el tratamiento del acné.

Antioxidantes: Las propiedades antioxidantes de los tocoferoles incluidos en la vitamina E y el ácido cafeico resultan adecuadas para mantener la piel en buen estado.

 Antidermatíticas: Los tocoferoles también poseen adecuadas para el tratamiento de la dermatitis.

Hidratante: Como el resto de aceites vegetales, el aceite de girasol es capaz de hidratar la piel para conseguir que esta se mantenga más tersa, libre de arrugas, estrías y otras imperfecciones.

Resultado de imagen para aceite de girasol para la piel

Es mejor consumirlo crudo o no someterlo a altas temperaturas. Si sometemos a altas temperaturas el aceite de girasol, (por ejemplo, al emplearlo en elaboraciones culinarias como una fritura) la vitamina E que contiene éste aceite se volatilizará por la aplicación de calor.

El aceite de girasol es rico en ácidos grasos poliinsaturados, por ello es poco resistente al calor elevado. Al someterlo a mucho calor degenera produciendo toxinas que resultan nocivas para el organismo.

Con ello, perderemos la gran mayoría de su contenido y, en consecuencia, también perderemos sus beneficios antioxidantes y conservantes.

Si deseamos freír los alimentos con aceite es mejor utilizar aceite de oliva o aceite de girasol alto oleico, porque contienen una mayor proporción de ácido oleico que es más resistente a la fritura.

Evidentemente, los aceites que contienen altas dosis de vitamina E, tienen una conservación más duradera que los que tienen menos cantidad de ésta vitamina antioxidante, ya que evitará que se enrancie prematuramente.

Éste es el motivo por el cual un aceite que se almacena en estado crudo, se mantiene sin oxidarse mucho más tiempo que un aceite que se conserva tras haberle aplicado temperatura y perdido su contenido en vitamina E.

Sin embargo, aunque el aceite de girasol contenga mucha vitamina E, debemos tener en cuenta, que por ser una grasa mayoritariamente poliinsaturada (con más de un 65 % de ácido linoleico), es más fácilmente oxidable que una que tenga altos niveles de ácidos grasos saturados, los cuales tienden menos a enranciarse. Por este motivo, el aceite de girasol se puede guardar menos tiempo que el aceite de oliva, que es mucho más duradero.

Resultado de imagen para aceite de girasol+comida

Inconvenientes del aceite de girasol

El aceite de girasol puede resultar proinflamatorio por exceso de consumo. Los niveles de omega-3 y omega-6 deben mantener una relación de equilibrio sobre un 3 a 1 (3 de omega-6 y 1 de omega-3).

Si aumentamos el consumo de uno de ellos, sin aumentar el consumo del otro, podemos romper dicho equilibrio.

Un exceso de consumo de aceite de girasol puede aumentar en demasía los niveles de omega-6.

Aceite de girasol alto oleico

El aceite de girasol alto oleico se obtiene de las semillas de girasol, pero de unas variedades de la planta especiales, las cuales tienen un contenido mayor en ácido oleico (omega-9) y no en el linoleico (omega-6), como sucede en la variedad normal.

Posiblemente han sido modificadas intencionalmente para mejorar su contenido nutricional y promocionar así un alimento con propiedades añadidas más saludables para nuestro organismo.

El aceite de girasol alto oleico, es muy parecido al aceite de oliva.

Su composición de ácidos grasos es mayoritariamente monoinsaturada, ya que más del 80% de su contenido es ácido oleico, aunque tiene un porcentaje inferior al 10% de ácido linoleico que es poliinsaturado.

Con ello, su periodo de conservación es mucho mayor que el aceite de girasol normal y más parecido al del aceite de oliva y su capacidad para aguantar el calor más elevado.

El aceite de girasol alto oleico tiene un sabor y olor neutros, lo cual, además de no interferir ni modificar en el sabor de los alimentos, lo hace más fácilmente tolerable para las personas que no les agrada el sabor de un aceite intenso, como puede ser por ejemplo un aceite de oliva.

Resultado de imagen para aceite de girasol alto oleico

Usos alimentarios

Mayoritariamente es utilizado en la repostería para la elaboración de panes, galletas y facturas en general por su alta conservación y como sustituto de grasas hidrogenadas y grasas animales, por su contenido lipídico mucho más saludable para nuestro organismo.

Pero también es ideal para realizar frituras y elaboraciones similares, ya que tolera un incremento de temperatura de hasta 180-200 grados centígrados, sin estropearse y pudiendo ser reutilizado.

Además es un excelente conservante.

Resultado de imagen para aceite de girasol alto oleico

Propiedades alimentarias del aceite de girasol alto oleico

En comparación con el aceite de girasol “normal”, que es el que se suele vender en las tiendas, el aceite de girasol alto oleico se conserva mejor. Esto es debido a que el aceite de girasol normal es rico en ácido graso linoleico (omega-6), el cual se enrancia con mucha más facilidad que el aceite de girasol alto oleico que es rico en ácido oleico (omega-9)

Además, al aplicarles altas temperaturas, el aceite de girasol alto oleico resiste mejor por el hecho de monoinsaturado, mientras que el aceite de girasol “normal” aguanta menos porque es poliinsaturado.

El aceite de girasol alto oleico es muy utilizado como sustituto de grasas hidrogenadas trans y grasas animales en repostería, gracias a su estabilidad y poca predisposición a la oxidación prematura. Lo cual, nos aporta un mejor contenido en grasas a los alimentos que están elaborados con esta grasa más saludable.

Además, el aceite de girasol alto oleico, a diferencia del aceite de girasol normal, al no aportar tanta cantidad de omega-6, no provocará que desequilibremos la relación que debemos mantener entre la ingesta de omega-6 y omega-3.

Esta relación debe ser de 3 a 1 (3 partes de omega-6 por 1 parte de omega-3). De esta manera, evitaremos un aumento excesivo de ácido linoleico que derivará a una mayor producción de ácido araquidónico. Este ácido tiene un efecto proinflamatorio en nuestro organismo, por lo que podría ayudar a causar problemas a nivel cardiovascular.

Otro beneficio que nos aporta el aceite de girasol alto oleico, es que también tiene un alto contenido en vitamina E en forma de tocoferoles y, por tanto, también nos proporcionara un alto efecto antioxidante a nivel celular y de membranas.

A nivel calórico, gracias a su contenido lipídico, es uno de los aceites que menos se absorbe y queda impregnado en los alimentos.

Por tanto, al igual que ocurre con el aceite de oliva, su ingestión implicará una absorción calórica total menor, frente a la misma elaboración con otro tipo de aceite que no sea mayoritariamente monoinsaturado.

Por esta razón se recomienda como aceite alimentario en las dietas para adelgazar.

Resultado de imagen para aceite de girasol alto oleico

Propiedades medicinales del aceite de girasol alto oleico

Por sus propiedades lubricantes, pueden utilizarse como laxante en situaciones de estreñimiento o también se pueden utilizar como cosmético por su capacidad lubricante a nivel tópico corporal, con un elevado efecto hidratante en la dermis y antioxidante, gracias a su contenido en vitamina E.

El uso externo de este aceite previene la desecación de la piel y calma la irritación y la picazón, en caso de dermatitis o eccemas cutáneos. También tiene otras aplicaciones cosméticas, ya que se pueden elaborar jabones con dicho aceite.

Inconvenientes del aceite de girasol alto oleico

El aceite de girasol alto oleico no es un producto “natural”. Su obtención ha sido posible gracias a modificaciones genéticas de las semillas de girasol normales, con la finalidad de otorgarle una serie de características que esta planta no contenía de forma intrínseca.

Su contenido original en grasas mayoritariamente poliinsaturadas ha sido modificado hacia un contenido mayoritariamente monoinsaturado.

De esta manera, han cambiado sus propiedades nutricionales, consiguiendo, al mismo tiempo, un periodo de conservación más prolongado y disminuyendo su velocidad de oxidación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s